LocalPortada

El PP quiere hacer negocio con el servicio de acompañamiento a los mayores solos

Plantea pagar más de lo que vale a alguna empresa amiga para que lo preste, pero utilizando dependencias del Ayuntamiento y con bienes municipales

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Salamanca advirtió este martes que el equipo de gobierno del PP pretende privatizar el servicio municipal de atención a personas mayores en situación de soledad ‘Salamanca Acompaña’, “sin dar ninguna justificación”, en lugar de apostar por la convocatoria de plazas públicas de personal por parte del propio Consistorio para prestar este servicio.

 

En el pliego de condiciones técnicas del servicio, debatido este martes en la comisión de Contratación y Bienes, no se argumenta de ninguna manera que exista “insuficiencia de medios personales en el Ayuntamiento” para justificar una contratación externa, ni la “imposibilidad de una ampliación de personal propio para la realización de las prestaciones del servicio que se pretenden contratar”. Un servicio social que, según reconoce el propio equipo de gobierno en ese pliego de condiciones, son funciones propias o de competencia del propio Ayuntamiento.

En el pliego de adjudicación se reconoce que el programa consiste en la “gestión de prestaciones municipales como: prevenir y detectar situaciones de soledad, informar y orientar a ciudadanos sobre recursos municipales existentes, derivación de las situaciones a recursos municipales, coordinar recursos sociocomunitarios, intervenir en situaciones de riesgo y realizar un seguimiento de dichas actuaciones”. Todas ellas, competencias directas de los servicios municipales de los Centros de Acción Social (CEAS) y, en general, de los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

Ante la decisión del equipo de gobierno municipal del PP de privatizar servicios municipales, por otra parte habitual en su manera de gestionar, el grupo municipal socialista propone una ampliación de la Relación de Puestos de Trabajo (RTP) mediante la convocatoria de una oferta de empleo público, tal y como ya se comprometió el concejal delegado de Hacienda, Fernando Rodríguez, en la anterior reunión de la Comisión.

Hace una semana, el pasado 1 de octubre, literalmente manifestó, como recoge el acta de la sesión, que “las plazas que se consideran prioritarias para incluir en la oferta de empleo público del Ayuntamiento son las de arquitectos y”, aquí entraría la propuesta del PSOE, “trabajadores sociales”.

El pliego también recoge “sin ninguna justificación” que es imprescindible realizar dichos trabajos en dependencias del Ayuntamiento y con bienes municipales, cuando los servicios de las contratas, como todo el mundo sabe, se ejecutan generalmente en las dependencias de la propia empresa adjudicataria y con sus medios materiales, “lo que constituye toda una contradicción o incongruencia”, indican los socialistas.

El PSOE considera que en el pliego de condiciones no se corresponde la cifra dada por el coste del servicio con la cantidad por la que se presupuesta dicha adjudicación cada año. La contratación de dos educadores sociales, dos trabajadores sociales y ocho monitores (estos últimos únicamente durante el primer año) conlleva unos gastos salariales durante el primer ejercicio de 295.781,92 euros mientras que la adjudicación final viene fijada en 401.505,73 euros para las arcas municipales en cada uno de los periodos anuales

Esta diferencia de 105.723,81 euros entre ambas cantidades excede en gran medida del 6% de beneficio empresarial y, según el PSOE, no viene justificada por ningún otro coste adicional, como gastos de desplazamiento, que no se concretan, ni con la supuesta “amortización del equipo informático” que se requiere dado que la empresa no aporta ningún medio material en este sentido. Una situación de beneficio empresarial sin justificar que aumentaría a partir del segundo año de la adjudicación puesto que a partir del segundo año de concesión se prescinde de los ocho monitores.

El grupo municipal socialista no comparte la privatización de este servicio municipal pero sí defiende el objetivo de ‘Salamanca Acompaña’ y su puesta en marcha. “Un servicio propuesto por los socialistas en la legislatura pasada mediante una iniciativa que buscaba impulsar programas de atención a personas mayores que viven solas en la capital, además de la elaboración de un censo que cuantificara el número de ellas, su localización y el diagnóstico personalizado de cada caso para individualizar el tipo o el programa de ayuda e informarle sobre los servicios municipales que la prestan y su tramitación”, explican.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba