LocalPortada

El Ayuntamiento tendrá que derruir el parque de maquinaria de Huerta Otea

La Confederación Hidrográfica desautoriza definitivamente las obras

La Confederación Hidrográfica del Duero acaba de desautorizar las obras de construcción del parque de maquinaria de recogida de basura y de la limpieza de las calles, que el Ayuntamiento dejó construir a FCC sin los debidos permisos de la confederación hidrográfica, y ordena la demolición en un plazo de seis meses de las instalaciones que llevan seis años funcionando en la zona de Huerta Otea.

 

La confederación reitera que se ha construido en una zona inundable del río Tormes y que su actividad puede degradar y contaminar el entorno.

La resolución de la CHD cierra la vía administrativa que el Ayuntamiento ha agotado con tres solicitudes de autorización que han sido revocadas entre 2008 y 2019, aunque el Consistorio puede recurrir esta decisión final de la CHD ante la Sala de los Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León para ganar otro año y medio, aproximadamente, antes de dar a torcer su brazo.

El Consistorio, que se ha embarcado en este procedimiento largo y costoso para los salmantinos (además de las costas, tuvo que pagar con dinero de todos los salmantinos una sanción de 60.000 euros), ha insistido de forma contumaz en un proyecto desautorizado desde sus inicios con el fin de satisfacer los intereses de la empresa Fomento de Construcciones y Contratas y en contra de los de la ciudad.

Tras once años de artimañas y triquiñuelas de picapleitos (no los profesionales del equipo jurídico del Consistorio, sino quienes les daban las órdenes), el Ayuntamiento ha vuelto a recibir esta semana un nuevo revés por parte de la CHD.

La empresa FCC lleva seis años utilizando el parque de maquinaria que deberá ser derruido, y ahora posiblemente contará de nuevo con el apoyo incondicional del Ayuntamiento para recurrir la decisión de la CHD ante el TSJCyL, para que pueda disponer de las instalaciones durante unos meses más y, posiblemente, con el pago de las costas (a costa de los ciudadanos) del recurso que eventualmente presentará.

La CHD ha sido tajante: el parque está construido en una zona inundable y su actividad y el trasiego de maquinaria puede degradar y contaminar la zona.

Desde que la CHD (órgano dependiente del Ministerio de Agricultura) desautorizara las obras por primera vez en 2008, en tiempos del Gobierno de Zapatero, insistió en pedir la autorización en 2012, ya con el PP en el Gobierno y Mañueco de alcalde de Salamanca. La confederación, presidida entonces por el consejero de Agricultura de la Junta, José Valín, decidió autorizarlas retirando del expediente un informe en contra de los técnicos de la propia confederación.

Los Verdes y una asociación de vecinos de Tejares recurrieron esa decisión de la CHD ante el Tribunal Superior de Justicia de CyL, que anuló a finales de 2015 anuló la resolución de Valín. El Ayuntamiento recurrió este fallo judicial, pero el recurso se desestimó en noviembre de 2017.

En enero de 2018 el Ayuntamiento volvió a la carga y pidió por tercera vez ante la CHD (todavía controlada por el PP) que autorice las obras, pero un mes después la confederación reitera en su decisión de anular la autorización de las obras del parque que ya llevaba cinco años acabado.

Precisamente los hechos consumados (que ya llevaba cinco años acabado) fueron el argumento que utilizó el Ayuntamiento hace un año y medio para justificar la autorización del proyecto, además, de decir que no estaba en una zona inundable y que no contaminaría porque habían sacado de allí la sal para esparcir en las calles en caso de heladas, y el depósito de gasóleo para los vehículos.

En marzo de 2018 la CHD volvió a desautorizar el proyecto, pero el Ayuntamiento presentó de nuevo alegaciones que acaban de ser definitivamente rechazadas.

Ahora se acaba la vía administrativa y se reabrirá, con toda probabilidad, de nuevo la vía judicial para perder tiempo y dinero de los salmantinos y darle un año más de actividad a FCC, hasta que salga una nueva resolución judicial que difícilmente diferirá de los criterios que el tribunal ha seguido hasta ahora en este caso (anuló la autorización en 2015).

Tras esta resolución instamos Equo insta la presidenta de la CHD (ahora controlada por el PSOE) a hacerla cumplir “inmediatamente”, como la propia resolución afirma, recordándole la ejecutividad de las resoluciones administrativas, «que una eventual  suspensión de la orden de cese de actividad y demolición ha de ser expresa y que Fi-Los Verdes de Salamanca (EQUO) le exigiremos responsabilidades personales por los daños que pudieran producirse a partir de la fecha en personas, bienes o en el río Tormes  si no se pusiera la debida diligencia en hacer cumplir la resolución, que esperamos sea ratificada en breves fechas por el Tribunal Superior de Justicia de CyL».


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Y a los responsables políticos del Ayuntamiento ¿por qué no se les juzga y se les aplica la cárcel preventiva ? Además para defender ese disparte ecologíco en Huerta Otea , los sucesivos alcaldes y concejales del PP de medio ambiente, han costeado su aberrante defensa y pagos de «silencios» de ese pelotazo, con DINERO PÚBLICO! Igualmente ha sucedido con todos los «pelotazos» del corrupto PP salmantino!
    Vamos, que hay catalanes en la cárcel porque los nacionalistas de la hispanibundia dicen que algunos políticos catalanes han costeado con dinero público el 1-O/17 y me pregunto ¿ No lo hizo también el Gobierno de Rajoy para frenar violentemente el derecho de consulta? Y reseteando, ¿ El PP no costeó con dinero público el affaire del Estatut durante años y también , el proceloso affaire de los papeles del Archivo durante décadas?
    No estaría de más que en los ayuntamientos del PP se hiciera una auditoría, sobre cómo se paga desde hace décadas con dinero público, los «caprichos» de los políticos corruptos! Ya es hora de hablar claro y de eliminar de las instituciones a chusqueros, maleantes , mentirosos y espureos personajes que siguen esquilmando el dinero público para sus fines personales!

  2. lo que no se ha dicho claramente, es que esta instalación pone en peligro las viviendas que hay en la margen contraria, en Tejares, al ser un obstáculo en caso de una gran crecida.

Deja un comentario

Botón volver arriba