Jesús Málaga

El barrio pueblo

JESÚS MÁLAGA: ‘Desde el balcón de la Plaza Mayor’ (Memorias de un alcalde)

La Vega nació como modelo del urbanismo falangista, en los primeros años de posguerra. Es una ciudad jardín con aspecto de pueblo, donde viven alrededor de 650 vecinos. La Asociación de Vecinos entendió la singularidad del barrio y pidió al Ayuntamiento, rosales, plantas y pintura para ajardinar y enjalbegar las fachadas. Con el tiempo, las infraestructuras habían envejecido y precisaban de nuevas instalaciones. Al no ser un barrio municipal, fue el MOPU el que corrió con el gasto de la reforma, que ascendió a 50 millones de pesetas.

Las casas estaban en relativo buen estado por dentro, el deterioro era más bien exterior. El mayor problema de conservación se observaba en los bloques, las casas de planta baja estaban más cuidadas. Nombré concejal del barrio a Luis Calvo Rengel, vecino de La Vega durante muchos años y conocido y querido por su convecinos.

Tenían problemas con el agua, que llegaba a los grifos con poca presión, y solicitaban la colocación de semáforos para el cruce de la avenida de Carlos I con la carretera de Béjar.

Estaban orgullosos de su centro cívico, puesto en marcha el 8 de septiembre de 1981, y de su fiesta, coincidente con las de la ciudad, en honor de la Virgen de la Vega. El centro cívico tenía un salón de actos donde, hasta hace pocos años, se celebraban sesiones de café teatro con gran éxito de público. También funcionaban una biblioteca, sala de recreo, laboratorio fotográfico y un salón para actividades juveniles. Carecían de iglesia y se habilitó una habitación para acoger actos religiosos para el culto de católicos y protestantes.

Colaboraban con la Asociación de Vecinos, la Hermandad del Cristo del Amor y de la Paz y jóvenes universitarios que trabajaban con los chicos del barrio para ayudarles en las materias en las que se encontraban más rezagados. La Asociación de Vecinos mantenía equipos de baloncesto y fulbito que jugaban en los campos que la Diputación Provincial de Salamanca tenía, sin apenas uso, en el Hospital Psiquiátrico y en el centro para discapacitados Reina Sofía.

— oOo —



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba