Local

El concejal de hostelería de Salamanca critica el toque de queda

“Poner a toda una sociedad de rodillas para evitar botellones no es el camino”, dice Fernando Castaño

Uno de los tres concejales contratados por el PP para garantizarse una plácida legislatura con mayoría absoluta, Fernando Castaño, de Cs, volvió a criticar este viernes una decisión de la Junta de castilla y León (gobernada asimismo por el PP y Cs) sobre la gestión de la pandemia, ahora el toque de queda anunciado para este fin de semana. Sin quererlo, se ha alineado en sus críticas con el alcalde socialista de Valladolid, Óscar Puente, salvando las distancias.

 

El autoproclamado concejal de hostelería por ser el representante de la asociación de hostelería en el gobierno municipal y defender sus intereses por encima de los de la ciudad, dijo que “poner a toda una sociedad de rodillas para evitar botellones no es el camino. No se están teniendo en cuenta todas las circunstancias”, señaló Castaño, quien se preguntó “qué pasaría si los jóvenes deciden adelantar sus reuniones de la noche a las tres de la tarde” y deslizó que se trata de “un cierre que va dirigido a un sector”. Por su puesto, debieron parecerle muy saludables las aglomeraciones en las terrazas y algunos locales.

“Han estado culpabilizando a unos y a otros y nos estamos quedando sin gente a la que echar la culpa”, continuó esgrimiendo el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Salamanca, quien consideró que “no puede ser que los jóvenes tengan la culpa en toda España” y afirmó que los políticos están “consiguiendo dividir a la sociedad” al hacer “dos frentes” y generar “mucho miedo”.

Por ello, y con el objetivo de evitar esa “fractura social”, Castaño hizo un llamamiento a “tener un plan claro” y, a la vez, a “cambiar el lenguaje” puesto que “hay que tener cuidado con lo que se dice” para no poner “en el punto de mira a determinadas personas sin hacer un estudio sosegado y serio de cuál es el impacto de las medidas y si es real y efectivo”. Y eso lo dice al día siguiente de que su jefe, el alcalde, dijera que hay que aumentar las sanciones a los jóvenes que hagan fiestas en los pisos.

Porque, según el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Salamanca, “hay que saber qué significa un segundo confinamiento” y, por otro lado, “no tomar medidas, que además vulneran el Estado de Derecho, basadas en la culpabilidad y la prisa”, puesto que pueden afectar “psicológicamente” a la población.

En ese sentido, Castaño volvió a plantear que “el camino es el de la responsabilidad y la concienciación, tanto de los que nos dirigen como del ciudadano”, así como el del conocimiento puesto que el concejal de Cs en el Ayuntamiento de Salamanca llamó a saber “cuál es el punto de aplanamiento natural de la curva, cuánto nos costaría en vidas y, a partir de ahí, tomar medidas”, informa Ical.


Noticias relacionadas

5 comentarios

  1. Es coherente. Hace bien, no es bueno morder la mano que te da de comer ¿no? De los votantes se olvidó al día siguiente de las elecciones.

  2. Yo no se si hay que confinar, cerrar bares, prohibir ir a la Isa del Soto, lo cierto es que hay medidas de esas que me parecen absurdas, pero lo que no es absurdo es que muchas de esas medidas se puede dudar si se hacen por no propagar el virus o por controlar a la gente o por poder hacer lo que quiera si que nadie proteste, eso ademas de que en un sitio se cierra hasta no se que hora, el otro otra hora, en este como no es de mi partido lo cierro, el otro como lo necesito no lo cierro, en fin todo esto me parece una broma de los políticos, una broma que lleva 50.000 muertos o mas, ruina, paro, pobreza, deuda para nuestros nietos, yo creo que toda esa clase política había que ponerla en calle, si en la calle ni IERTE, ni paro ni historias y busca unos políticos con un buen nivel cultural sin necesidad de dinero y que hicieran una nueva transición dirigida por el Rey, que es el único que vale la pena, por lo menos de momento.

Deja un comentario

Botón volver arriba