Jesús Málaga

Los grandes colectores

Presionamos nuevamente a la Junta para que sufragara parte del costo de los grandes colectores en construcción. Así lo hicieron y subvencionaron el 50% de los del Teso Buenavista, Buenos Aires, Gran Vía y Plaza de España. Mucho dinero emplean los ayuntamientos en obras que se entierran bajo tierra. Las obras de desdoblamiento del colector de la Plaza de España se realizaron en 1985 y costaron 19 millones de pesetas. Instalamos una tubería de 250 metros, con un metro de diámetro, a siete de profundidad. Recogía todo el territorio de Padre Cámara y el Paseo de la Estación que estaban muy saturados. La Junta de Castilla y León aportó 40 millones para las obras de nuevo colector de Puente Ladrillo, que confluía en otro procedente de la Avenida de los Cipreses. Con un diámetro de 80-120 centímetros, se soterró a cuatro metros de profundidad.

Los grandes políticos no ahorran en estas partidas que redundan, sin que nadie se dé cuenta, en el bienestar de los vecinos. El colector de Buenos Aires recogió, a partir de diciembre de 1982, los vertidos de las 350 viviendas sociales allí construidas y las aguas negras de la zona oeste de Tejares.

Emprendimos la renovación simultánea de las redes de agua y las de saneamiento. En enero de 1983 se instalaron ambas en las calles Primero de Mayo, Juan del Encina, Don Bosco, Santander y Padre Cámara.

La inauguración oficial de la primera fase de la potabilizadora se realizó en julio de 1985, después de algunos meses de funcionamiento. Invitamos a la prensa a visitar las nuevas instalaciones y degustar el agua tratada con ozono. Al finalizar la segunda fase dejó de funcional la vieja clarificadora.

— oOo —


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba