fbpx
Jesús Málaga

La Casa Lis rehabilitada

La presentación pública de la Casa de Lis rehabilitada se realizó con unas jornadas de puertas abiertas, del 27 de mayo al 3 de junio de 1983. Con tal motivo se realizaron actividades culturales en el Patio Chico y en la Casa Lis. Más tarde, en 1986, se acometió la obra de reparación de la escalinata de la entrada sur.

Muchos salmantinos criticaron que pusiéramos la casa de cultura en aquella zona tan apartada, sin darse cuenta que respondía a criterios premeditados. La recuperación de edificios singulares y monumentales debía conllevar parejo llenarlos de contenido, nos negábamos a rehabilitar por rehabilitar.

Otra de las razones de peso fue la de ir colonizando el Barrio Viejo para hacerlo vivible. Esta segunda razón se demostró con el tiempo más difícil de lo que habíamos previsto, pero me gustaría que quedara constancia de que con la recuperación de la Casa Lis logramos poner una pica en Flandes en el corazón de las ruinas del Barrio Antiguo.

A la vez que esto ocurría con la joya modernista de la calle de Gibraltar, iniciamos una campaña para salvar el patrimonio de la ciudad. Le dimos un nombre rimbombante y posibilista “Salvar un monumento cada año”. Queríamos dar ejemplo desde el Ayuntamiento a otras instituciones provinciales, regionales y centrales. Pretendíamos recuperar un pequeño edificio histórico cada doce meses.

Llegué a salir con una hucha pidiendo dinero a los salmantinos para este menester, con escaso resultado y alguna que otra contestación irrepetible. La mayoría de las instituciones y muchos salmantinos habían tirado la toalla y apostaban por un desarrollo urbanístico parecido al de Iscar Peira.

Carmen García Rosado y García, DC, propició un acuerdo con la Dirección General de Bellas Artes a través de Dionisio Hernández Gil. Logró que el Ministerio de Cultura colaborase con el Ayuntamiento de Salamanca en la campaña “Salvemos un monumento cada año”. San Cristóbal, la iglesia del Arrabal, San Polo, la Cueva de Salamanca y lo que quedaba de la Casa de la Concordia entraron en el programa firmado con Cultura en 1993.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba