Cultura

Jambrina ‘se cobija’ a la sombra de Cervantes en su nuevo libro

Emocionado y abrumado, Jambrina desgranó la gestación de su libro y confesó que había «disfrutado mucho escribiéndola y viviendo esos momentos».

 

Tan actual y tan lejana en el tiempo. Así es la nueva obra de Luis García Jambrina, el zamorano más salmantino o el salmantino más zamorano, o el universal Jambrina. El escritor buscó un personaje y se encontró con Cervantes, que era «puro pretexto para escribir la novela», confesó el propio Jambrina durante la presentación de ‘La Sombra de Otro’ su último libro.

Emilia Velasco, María Jesús Framiñán, Luis García Jambrina y Antonio Sánchez Zamarreño.

Es el cuarto y según su amigo Antonio Sánchez Zamarreño, copresentador del acto junto a Emilia Velasco y María Jesús Framiñán, «es el más trabajado». Se explica: «El estilo literario ha evolucionado hacía una prosa eficaz. Ahora es más densa e intensa. Hay un barroquismo, propio de la época en la que se basa la novela, más atractivo. Pero, los jambrinistas encontrarán al escritor con sus intrigas, escenas cinematográficas, embozados y desafios».

Jambrina se definió como escritor «impaciente» y confesó que esta novela está «más trabajada, pero hasta cierto punto. No hay que ser excesivo o exhaustivo con las correcciones». Por otra parte, se sinceró al decir que el sentido de su vida tiene que ver con los libros y que disfrutó mucho escribiéndola y viviendo los momentos que acontecen en el libro.

Los asistentes a la presentación en el Aula Magna.

Un libro donde Antonio Segura y Miguel de Cervantes se quitan y se dan el protagonismo durante la novela, a lo Don Quijote y Sancho, donde la literatura y sus alusiones están por toda la novela y donde lo personajes viven una crisis tan brutal como la que está asolando España en este momento, tanto económica, como de valores.

Quizá los años que vivimos actualmente haga florecer arquitectos como Segura o escritores como Cervantes y estemos transitando, no el Siglo de Oro, que fue el suyo, sino el de Platino, que sería el nuestro.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba