fbpx
Jesús Málaga

Iglesia de San Juan de Barbalos. Los alumbrados

Esta iglesia románica, construida en el siglo XII por los hospitalarios, ha mantenido gran protagonismo en la historia de la ciudad de Salamanca. En ella predicó San Vicente Ferrer, en sus muros se enterró en vida una de las más famosas emparedadas, y en los pies de la iglesia se encuentra una imagen del Crucificado, procedente de la ermita de Jerusalén, conocida popularmente en Salamanca con el sobrenombre de “Cristo de la Zarza”.
Hemos escogido este templo para hablar de los alumbrados, agrupación religiosa que aparece en el siglo XVI y que apoyó decididamente la revuelta comunera. Una de las alumbradas de mayor notoriedad fue salmantina. Se llamaba Francisca Hernández y había nacido en el pequeño pueblo de Canillas. Al hacérsele pequeña la aldea se trasladó a vivir a Salamanca, a una casa junto a la parroquia de San Juan de Barbalos, realizando en este templo gran parte de sus actividades místicas.
[pull_quote_left]Los alumbrados apostaban por las relaciones sexuales en el matrimonio como una forma de oración. [/pull_quote_left]Pertenecía a los “alumbrados”, que decían estar en contacto íntimo con Dios. Del Ser Supremo recibían su iluminación. En los primeros años de su existencia estuvieron protegidos por los nobles de Castilla y León, recibiendo ayuda económica del duque de Alba, los duques del Infantado y del mismísimo almirante de Castilla. La doctrina de los alumbrados se basaba en el acatamiento ciego de las 48 Proposiciones por las que se regían. En una sociedad muy clericalizada, los alumbrados apostaban por las relaciones sexuales en el matrimonio como una forma de oración. También predijeron el fin del mundo para septiembre de 1525.

— oOo —

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba