fbpx
Opinión

No me pites el “hipno”

Una Democracia modelo, así es la nuestra. Una Democracia modelo para otras, el espejo en el que cualquier país que se haga llamar demócrata querría mirarse y mesar sus cabellos. Esa Democracia de estilo occidental, heredera de grandes Democracias como la francesa y la norteamericana. Esta es, amigo mío o amiga, la película que lleva vendiéndosenos desde que nuestra querida España se levantó demócrata aquella mañana del 22 de Noviembre de 1975 en la que el Rey, figura históricamente demócrata, Juan Carlos I, tomó posesión de su regio cargo. No hay que olvidar que este señor fue designado 6 años antes por el general Franco, dictador muy demócrata que llevaba en el cargo 40 democráticos años después de ganar una guerra igualmente demócrata.

Pero os preguntareis que donde está el problema, si éste es un paraíso de libertad, donde cualquiera puede expresar sus opiniones, donde no existe la censura, donde todos convivimos en igualdad, en paz y en armonía. Pues, parafraseando a Big Boss, tal vez el problema sea que “la mitad de lo que conocemos es mentira. Y la otra mitad es una mentira bien construida”.

Lo que quiero decir con esto es lo mismo que os repito cada vez que tengo ocasión, nos están manipulando y nos dejamos manipular, “la tele” nos maneja, nos dice lo que debemos pensar, lo que debemos creer y a quien debemos odiar. Nos han hecho creer que la Democracia consiste en votar de vez en cuando y que allí donde no se hace, o que se hace de forma diferente, es una dictadura.

Esto nace del panem et circenses al que nos tienen acostumbrados desde los medios. Nos anuncian que el Señor X de los GAL ha ido a Venezuela, poco menos que a liberarla, quejándose de que es una dictadura sin libertad de expresión rodeado de micrófonos, pero se nos olvida que ha ido a apoyar a unos golpistas; también nos enseñan la salida triunfal de Isabel Pantoja de la cárcel en la que ingresó por blanqueo de capitales y al sexto Philipo rindiendo homenaje a los republicanos españoles de la División Leclerc, mientras el país que lo soporta tiene las cunetas llena de los mismos a quienes alaba en el extranjero. Pero la guinda del pastel es la riada de espumarajos que lleva echando por la boca la caverna mediática y todo su hato de seguidores, desde que se celebró la final de la Copa del Rey.

Hay un amplio sector de la población catalana que no se siente española (no hace falta ser de Catalunya para ello) y la única forma que tiene de expresar ese sentimiento es la pitada a una trinidad, Bandera, Himno y Rey, que todos sabemos de quien son herederos y lo que representan. Si somos esa Democracia modelo con la que comencé, la solución consistiría en preguntarle al pueblo catalán si quiere seguir formando parte de España, tan sencillo como eso. En cambio, se incita al odio para marginar lo catalán, disfrazando una reivindicación pacifica como un furibundo ataque a todos los españoles, eludiendo cualquier debate promocionando el “si no quieren a España, que no jueguen en la liga española ni en la selección”.

Según la tercera Ley de Newton, toda acción conlleva una reacción opuesta. Así que, como dijo Xavi Hernández, tal vez “deberían plantearse el porqué de esos pitos”.

Por Jonatán Durán Sánchez

Noticias relacionadas

4 comentarios

  1. Somos una ciudadania «modelo», no nos quejamos por que nos opriman, no salimos a las calles por que nos agreden, callamos como perros, y cuando alguien lo hace por los motivos que sean, intentamos que ellos sean los malos¡¡¡ Ole nuestros cojones¡¡¡¡

  2. Fermin Ledesma Mata, natural de San Miguel de Robledo y vivo en Maracaibo, Venezuela., dice:

    Sr Jonatán Duran diganos qué es una verdadera democracia. Lo compadecco,Sr. Jonatan, debe ser terrible vivir bajo tremenda tiranía.

    1. Buenas noches, Sr Fermin, usted no me conoce pero somos familia lejana de Salamanca, mi padre es su primo Fructuoso, hoy me ha hablado de usted y gracias a este invento llamado Internet de dado con sus opiniones, me Gustaría que se pusiera en contacto conmigo, mj_mh@hotmail.com

  3. Es la primera vez que contesto a un comentario, porque creo que la ocasión lo merece. Al señor Fermín Ledesma, no considero que el sistema que nos gobierna en España sea una tiranía, ni mucho menos, sin embargo tampoco podemos presumir de Democracia ya que no hay elecciones con listas abiertas (hay algunas) como en Cuba no hay procesos de Revocatoria de Mandato como en Venezuela, si no me equivoco, y otros países de Latinoamerica. Por otra parte me da pena no poderle dar ningún ejemplo de Democracia Real, ya que no existe un país con la población mayoritariamente politizada y con una participación en política plena, aparte de las simples elecciones. Por ultimo y sin acritud, le invito, señor Fermín a que me indique lo que para usted es una Democracia Real.
    Un saludo.

Deja una respuesta

Botón volver arriba