Opinión

En busca de la armonía

 

Esta semana en tu columna de Yoga: Yoga para comenzar el año.

 

Bienvenid@ yogui, espero que al leer estas letras te encuentren bien y que hayas comenzado el año con buen pie (en la esterilla quizás…, una buena forma de comenzar, jajaja) y en vez de empezar el año pidiendo: salud, prosperidad, alegría…, vamos a empezar el año dando: agradeciendo.

Como aquel refrán, ¿cómo era?: “A la esterilla rogando y con el yoga dando”. Activa en ti la magia de la gratitud a través de tu práctica de yoga, profundiza en tus asanas y agradece.

Así que empecemos este nuevo ciclo honrando lo que ya tenemos y lo que hacemos. Ya dedicamos aquí una columna a la gratitud, no importa cómo lo hagas ya que practicar la gratitud te puede ayudar a obtener una perspectiva nueva.

Como puede resultar difícil estar todo el día en esa actitud de agradecer, aprovecha tu práctica de yoga para hacerlo, pues te va a resultar más fácil, ya que es un momento de observación y de estar contigo. Además, hoy para ello te hablaré de algunas asanas que inspiran la gratitud.

Puedes agradecer todas las experiencias vividas este último año, las buenas que te ayudaron a disfrutar y suavizar, y las no tan buenas que se presentaron como maestros y te ayudaron a crecer.

También a las personas que te acompañaron tanto en unas experiencias como en las otras. Por supuesto, a tu cuerpo y tu mente que estaban ahí, y te permitieron cada práctica en tu esterilla y también en ese otro yoga cotidiano.

Y a alguien importante: agradécete a ti. Respira, expande y crea ese espacio para la gratitud hacia ti. Que ese agradecer sea la base, la raíz de tu prosperidad este nuevo año tan redondo, 2020.

Como te decía, aquí van algunas asanas de yoga que inspiran gratitud:

1/ Una de mis favoritas, con la que realmente siento: GRACIAS, es balasana o la postura del niño. Es una postura donde tu cuerpo se postra para rendirse. Es una postura que centra el pensamiento y ahí puedes encontrar tu agradecimiento.

2/ Uttanasana, es muy parecida pero desde la postura de pie. Se realiza en el saludo al sol, y seguro que la conoces. Encuentra las gracias en tus pies que te acompañan en tus andanzas.

3/ Paschimottanasana, o postura de la pinza. Es una flexión hacia delante que de nuevo te aporta esa sensación postural de agradecer. Quizás aquí puedes agradecer a alguna parte de tu cuerpo.

4/ Anjaneyasana,  en la postura de la luna creciente siente ese agradecer en el centro de tu pecho y tu corazón que se abre al mundo.

5/ Savasana. Nuestra postura favorita y la más importante. La realizamos siempre, siempre, al final de cada práctica. En esta asana siente como todo tu cuerpo tumbado y completamente relajado se abre a la gratitud en tono de confianza, del todo en receptividad.

Agradece, sé. Ten un buen día y cuida tu energía.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba