Cosas de la vida

Un día en Salamanca, según la revista Hola!

 

La revista Hola! en su sección de viajes propone a sus lectores un viaje a Salamanca y un recorrido para hacerlo en durante las veinticuatro horas del día.

No obstante, advierte a los lectores que es difícil disfrutar de Salamanca en un solo día. Comienza el recorrido por la ciudad a las 9.00 horas y la propuesta que hace es dar un paseo por la Plaza Mayor, a la que califica como una de las más bonitas de España.

Caminar por la Rúa hasta encontrarse con las Torres de la Clerecía y mirar de frente la Casa de las Conchas, Incluso Hola! pone el precio de lo que cuesta subir a la Clerecía.

Al pasar el mediodía, la revista aconseja al visitante que se acerque a la Casa Lis, el museo más visitado de Castilla y León del que dice que tiene porcelanas, muñecas, joyas y otras artes decorativas de finales del siglo XIX y comienzos del XX llenan las salas de este singular museo de art nouveau y art decó. Después de admirar sus colecciones, podrás sentarse relajadamente a tomar un café en su modernista galería acristalada o pasarte un buen rato en la tienda 

A las 14.00 horas, Hola! propone hacer un alto en el camino y parar para tomar unas tapas, un buen plato de jamón ibérico o una excelente carne. Nada mejor que acudir al Berysa en plena Plaza Mayor donde la calidad es excelente y el precio el indicado.

Un paseo hacía el Huerto de Calisxto y Melibea es lo mejor para comenzar la tarde. Pasar en este fresco rincón de la ciudad, con mucha historia además, un ratito, es el reconstituyente ideal para seguir la ruta de conocer Salamanca en un día.

El convento de San Esteban y un helado en el Novelty, uno de los bares de la Plaza Mayor, centenario para más señas y con una gran historia detrás, es lo mejor para la media tarde.

Una visita a las Torres de la Catedral para ver como anochece en Salamanca y se van encendiendo las luces es lo ideal para abrir boca y acudir a una de las terrazas que se colocan en las plazas y patios de la Ciudad Histórica.

Antes de regresar al hotel para dormir, sería precioso darse un paseo por el Puente Romano y ver la ciudad desde la otra orilla.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba