fbpx
Jesús Málaga

Peligro en los grandes monumentos

JESÚS MÁLAGA: ‘Desde el balcón de la Plaza Mayor’ (Memorias de un alcalde)

Para un alcalde es muy duro que un día le comuniquen que tres de los grandes monumentos de la ciudad amenazan ruina.

La cúpula de la Catedral Nueva sufría desprendimiento que nos obligaron a cerrar por unos días la Rúa, la cúpula de la Clerecía amenazaba derrumbarse y fue rescatada con una inversión de 25,5 millones de pesetas, y la iglesia de la Purísima también amenazaba ruina, y su cúpula fue recuperada con una aportación de 17 millones de pesetas.

En 1984 se repararon la torre de la Catedral Nueva y la iglesia vieja del Arrabal. La Consejería de Educación y Cultura de la Junta, presidida por Demetrio Madrid, invirtió 7,5 millones de pesetas en la Catedral Nueva y 4,5 en el templo del Arrabal. Después vinieron las inversiones para la recuperación de las vidrieras en el interior de la Catedral, con un coste de siete millones de pesetas en cada una de ellas.

La Catedral Vieja recibió una subvención de 17 millones que fueron destinados a reponer sus cubiertas. La Junta, dentro del Plan de Consolidación del Conjunto Catedralicio, acometió la restauración de las capillas de Anaya y Santa Catalina.

Las obras para recuperar las vidrieras se iniciaron en 1987, una vez consolidada la coronación de la torre. Ese mismo año, concedimos una ayuda de un millón de pesetas para la rehabilitación del convento de la Madre de Dios, edificio que fuera palacio del capitán de los comuneros salmantinos, Pedro Maldonado.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba